Jesús anda sobre las aguas del lago

Lo que sigue corresponde al Evangelio de San Mateo (Nuevo Testamento):

Inmediatamente después, Jesús obligó a sus discípulos a que se embarcaran y fueran a esperarlo al otro lado, mientras él despedía a la muchedumbre.

Una vez que los despidió, subió solo a un cerro a orar. Al caer la noche, estaba allí solo. Entre tanto, la barca estaba ya muy lejos de tierra, sacudida fuertemente por las olas, porque soplaba viento en contra.

De madrugada, fue Jesús hacia ellos caminando sobre le mar. Al verlo caminar sobre el mar, se asustaron y exclamaron: "¡Es un fantasma!" Y llenos de miedo comenzaron a gritar. Jesús les dijo al instante: "Ánimo, no teman, soy yo." Pedro contestó: "Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti caminando sobre las aguas."

Jesús le dijo: "Ven." Pedro bajó de la barca, y caminaba sobre las aguas para llegar a Jesús. Pero, al fijarse en la violencia del viento, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Entonces gritó: "¡Sálvame, Señor!" Al instante Jesús extendió la mano, diciendo: "Hombre de poca fe, ¿por qué vacilaste?"

Cuando subieron a la barca, cesó el viento, y los que estaban en la barca se postraron delante de él, diciendo: "¡Verdaderamente, tú eres hijo de Dios!" Una vez terminada la travesía, tocaron tierra en Genesaret. Al reconocerlo, la gente del lugar divulgó la noticia por toda la región. Le trajeron todos los enfermos, rogándole que los dejara tocar solamente el fleco de su capa. Todos los que lo tocaron quedaron totalmente sanos.

Fin