Poema de Esteban Provera

Navegando en un velero,

se siente nuestro cuerpo

menos esclavo, menos

pesado, menos material.

Navegando en un velero,

se parece nuestro cuerpo

mucho más al alma.