Poema anónimo

Aquí descansa el marinero Waldo de Achique

quién murió manteniendo su derecho de paso;

su rumbo era claro, su voluntad firme,

pero él está tan muerto como si hubiese estado equivocado